DESIGN TO COST

El coste del producto nace en la fase de diseño, siendo tan importante el que la estética y funcionalidad tengan una buena aceptación por parte del mercado como que los costes de los materiales empleados sean los adecuados para lograr la rentabilidad del producto.

Lo que ofrecemos a través de este servicio consiste en reducir los costes de los materiales mediante el análisis del valor. Es clave entender las funciones para las que ha sido diseñado el producto en cuestión y aquellas por las que el cliente está dispuesto a pagar. Trabajamos sobre todas las facetas que justifican el coste de un determinado producto buscando acciones de rediseño que conlleven ahorros sin poner en riesgo su calidad.